jueves, 8 de octubre de 2015

DECLINANDO QUE ES GERUNDIO: EL ENUNCIADO. LA PRIMERA DECLINACIÓN



Sabido ya -más os vale- qué es el caso, vamos a descubrir ahora qué son las declinaciones, otro de los términos que la cultura popular asocia, con razón, a las lenguas clásicas.
Veíamos antes que el caso es cada una de las variaciones formales que experimenta un sustantivo según su función en la oración. Pues bien, la declinación es el conjunto de todas esas variaciones formales. En función de cómo se realicen esas variaciones, los sustantivos se agrupan en latín en cinco declinaciones distintas. No debe extrañaros tal variedad, pues el castellano tiene, por ejemplo, distintas maneras de expresar ‘plural’. Así, unos sustantivos añaden una -s (lobo / lobo-s), otros añaden -es (árbol / árbol-es) y otros, en fin, marcan la pluralidad mediante la concordancia con el artículo (el análisis / los análisis).
¿Cómo distinguir si estamos en una declinación u otra, para poder declinar un sustantivo o determinar si una palabra es, por ejemplo, un genitivo de singular de la tercera declinación o un dativo o ablativo de plural de la primera o segunda? Aquí entra en juego una herramienta fundamental, derecho de todos los estudiantes de lenguas clásicas que en el mundo son: el ENUNCIADO.
Las distintas declinaciones se distinguen entre sí por una combinación única e irrepetible de Nominativo y Genitivo. Así aparecen los sustantivos en el diccionario y así os los proporcionaré yo cada vez que nos dispongamos a analizar y traducir un texto. En la siguiente tabla podéis ver un ejemplo de enunciado de cada declinación.


ENUNCIADO

1ª decl.

2ª decl.
3ª decl.
4ª decl.
5ª decl.

NOMINATIVO

rosa
lupus
rex
senatus
dies

GENITIVO

rosae
lupi
regis
senatus
diei

Tomemos el enunciado de los sustantivos de la primera declinación, con los que estáis, o deberíais estar, más familiarizados: rosa, rosae. ¿Cómo declinar? Acudid, en primer lugar, al genitivo y aislad el tema. ¿Qué es el tema? Lo que queda de la palabra cuando quito la desinencia. Las desinencias de la primera declinación son las siguientes:


SINGULAR
PLURAL
NOMINATIVO
-a
-ae
VOCATIVO
-a
-ae
ACUSATIVO
-am
-as
GENITIVO
-ae
-arum
DATIVO
-ae
-is
ABLATIVO
-a
-is

El tema de nuestro ejemplo, el segmento que no varía, sería ros- y a él debemos añadir cada una de las terminaciones casuales. Así pues, la declinación completa de rosa, rosae, sería esta:

SINGULAR
PLURAL
NOMINATIVO
rosa
rosae
VOCATIVO
rosa
rosae
ACUSATIVO
rosam
rosas
GENITIVO
rosae
rosarum
DATIVO
rosae
rosis
ABLATIVO
rosa
rosis

Toca seguir estudiando, noctámbulos, escribir y reescribir la primera declinación o, en su defecto, recitarla, como los estudiantes de Wellington de El club de los poetas muertos, aunque con más garbo y salero y, sobre todo, mejor pronunciación.

video


No hay comentarios:

Publicar un comentario